General

Y así pasan los días

Subir por las escaleras de la escuela y entrar a un salón. Un tipo cree que no sé dónde estoy, lo corto, tomo el bote de basura y me voy. Al fondo de la escuela hay un depósito donde separas el vidrio, el plástico, las latas de aluminio, el papel. Hago mis labores y me dirijo a la biblioteca a entregar un libro gordo y grande de sociología. Escucho como un personal de limpieza se queja con la bibliotecaria de que le han aumentado el número de labores y no han tenido contemplaciones en no mencionar el derecho de media hora para comer.
Entrego el libro y pregunto por alguno más, pero ya todos están ocupados. Me voy de la escuela vagando por las calles, hace mucho calor. Llego a mi casa, dejo la mochila recargada al mueblecito donde dejo todas mis pertenencias, llámense credenciales, dinero, llaves, me tiro en la cama, cierro los ojos, me duermo.

Me llaman a comer, no respondo. Duermo, en la profunda inconsciencia, no recuerdo haber soñado. Despierto, han pasado muchas horas, y pienso en las mil cosas que tengo que hacer. Ni siquiera me quité los lentes, ni me saqué las credenciales del pantalón, ni el celular, ni las llaves.

Camino lentamente a hurgar la cocina en busca de alimento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s